EL MERCADO DE LA TRADUCCIÓN VETERINARIA

La traducción científica es una de las especialidades más conocidas y prolíficas dentro de la industria de la prestación de servicios lingüísticos. Su alcance abarca todos los campos pertenecientes a los conocimientos técnicos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, por lo que esta ha dado lugar a un sinfín de disciplinas que se ocupan de cada una de dichas áreas de especialidad y que, por supuesto, pueden dirigirse a un público de lo más variado. En la actualidad, la traducción científica es uno de los servicios más demandados en el sector, y es que en nuestro panorama actual las innovaciones y los descubrimientos científicos están a la orden del día, siendo necesario localizar dichos contenidos a nivel internacional para que todas las comunidades puedan acceder a la información más reciente e ir mejorando progresivamente su estilo de vida. Cuando se crea contenido científico, se logra que la especie humana continúe avanzando y pueda entender de forma lógica todo lo que la rodea. Por tanto, internacionalizar el conocimiento científico es promover el desarrollo y construir un futuro más prometedor para la comunidad global.

En concreto, dentro de la traducción científica, el área de especialidad más demandada es el de las ciencias biosanitarias. Se trata de una especialidad que, en un sentido amplio, engloba tanto a la medicina como a la biología y, a su vez, las entiende en combinación. Lo cierto es que el panorama científico actual está caracterizado por estudios científicos que analizan el comportamiento de procesos biológicos y, si es preciso, proponen una solución a través de la medicina. En este sentido, existe un complejo sistema que interconecta a distintos agentes (investigadores, profesionales sanitarios, pacientes, desarrolladores, etc.), entidades (empresas farmacéuticas, hospitales, centros educativos, etc.) y necesidades (investigación de enfermedades, producción de fármacos, formación, etc.); y, como no podía ser de otra manera, este mismo sistema produce una gran cantidad de material textual y audiovisual que debe difundirse entre las diferentes culturas: documentos para la obtención de un consentimiento informado, envases y prospectos especializados, protocolos de estudios clínicos, prospectos para pacientes, resultados comunicados por el paciente, materiales para publicidad y marketing, patentes y otros documentos relacionados con la propiedad intelectual, artículos científicos, instrucciones de uso, guías de usuario, resúmenes de altas hospitalarias, etiquetado de productos, documentación relativa a estudios científicos, aprendizaje virtual y un largo etcétera de documentos que conforman el volumen de trabajo habitual de las agencias y los traductores autónomos especializados en este sector.

Sin embargo, es habitual relacionar la traducción de las denominadas ciencias de la salud con el ámbito humano; de hecho, una gran parte de los ejemplos anteriores se enmarca casi mayoritariamente en este foco de estudio. Pero lo cierto es que existe un gran foco científico que se centra en los animales no humanos y en la medicina veterinaria. Si bien es cierto que el nombre de esta disciplina puede resultar excluyente, la traducción veterinaria no se dirige únicamente a los profesionales de este tipo de medicina o las enfermedades que padecen los animales, sino que es necesaria para todas las personas que interaccionen con animales: profesionales médicos, dueños de animales domésticos, ganaderos, estudiantes, fabricantes de pienso, etc. Por ello, se trata de un mercado con un volumen de textos realmente alto y con las mismas necesidades de internacionalización, ya que los conocimientos y los productos relacionados con los animales, sus sistemas y su bienestar deben llegar a todas las partes del mundo. Por ello, en este sector es habitual realizar la traducción de artículos de revistas especializadas, manuales para veterinarios, investigaciones sobre enfermedades, etiquetado de productos para animales, folletos para trabajadores del sector ganadero, etc. De hecho, se trata de un sector que fluctúa en un espectro de registros muy variado, y es que cuenta con un público destinatario muy variado, que va desde los expertos en medicina veterinaria que necesitan formarse y conocer el funcionamiento de cada especie hasta una persona que haya decidido adoptar un animal doméstico para poder mantenerlo debidamente. En este sentido, son muchos los casos en los que se puede precisar adaptar un texto de carácter veterinario a las diferentes lenguas.

Para ello, el traductor de textos sobre veterinaria debe estar familiarizado con esta área de especialidad, con las distintas especies animales y, por supuesto, con los campos que se incluyen en este tipo de traducción (diagnósticos en animales, nutrición, genética, etc.), lo que implica conocer la terminología específica en el registro más elevado, pero también la jerga propia de ciertos sectores, como el de la ganadería rural o el de la cría de animales para fines comerciales. Cada uno de ellos tendrá una serie de documentos específicos que el traductor debe reproducir con la máxima fidelidad y adaptar a la situación comunicativa de destino. Para ello, debe contar con las herramientas de traducción necesarias y someter el producto final a procesos de control de calidad que garanticen que el contenido se ha traducido correctamente. Como en toda traducción técnica, la experiencia es un requisito indispensable para el traductor de veterinaria, y es que las ciencias biosanitarias es una disciplina altamente sensible que impacta en la calidad de vida de muchos seres vivos.

Por todo ello, las instituciones, organizaciones y centros científicos que se dediquen a la medicina veterinaria o cuya labor esté relacionada con los animales deben valorar los aspectos positivos de realizar un estudio de mercado para determinar las ventajas de internacionalizar su producto, así como de hacerlo de la mano de agencias o profesionales autónomos que garanticen servicios lingüísticos de calidad.

 

Ref. de la imagen: https://pithypants.com/2015/01/25/is-there-a-doctor-in-the-house/

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux